Registro Salarial y Protocolo contra el Acoso Laboral

Obligación de un Registro de Salarios en la empresa

En Octubre de 2020 se publicó el Real Decreto 902/2020 que desarrolla la obligación ya existente de realizar el registro salarial, especificando más detalles y nuevos plazos. A partir del 14 de abril de 2021 todas las empresas estarán obligadas a contar con un registro retributivo, independientemente del tamaño de las mismas.

El registro retributivo es un documento donde deberá recogerse toda la información salarial de la empresa, de forma detallada. Deberá recoger información de los valores medios (media aritmética, que ya se exigía hasta ahora, y mediana) de los conceptos salariales y extrasalariales desagregados por sexo y grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo iguales o de igual valor. El registro debe permitir acreditar que los criterios con que se determinan las retribuciones respetan el principio de igualdad y los requisitos legales.

El fin de este registro es garantizar la transparencia de las retribuciones y facilitar un acceso a esta información, independientemente del tamaño de la empresa.

Realizamos tu registro retributivo de forma ágil y sencilla; recopilamos toda la información, realizamos los análisis pertinentes, diseñamos el registro y te entregamos el diagnóstico para identificar posibles desigualdades. Ofrecemos una garantía plena con el cumplimiento del 100% de los requisitos exigidos por la normativa.

Necesidad de un Protocolo contra el Acoso

Aunque está reflejado en todas las normativas (en algunas de forma más clara, en otras de forma menos explícita), parece que pasa desapercibido como obligatoriedad tomar medidas de actuación, protección y prevención frente al acoso sexual y por razón de sexo, por parte de todas las empresas, independientemente del número de personas que tengan en la plantilla.

El objeto del «Protocolo de Actuación y Prevención del Acoso Laboral» es establecer un procedimiento de actuación ante cualquier tipo de violencia laboral, para que, en el caso de que se detecte cualquier conducta de este tipo, se pueda hacer uso del mismo, y se proceda a llevar a cabo las actuaciones necesarias que esclarezcan la calificación de dicha conducta como una constitutiva de violencia laboral o no.

Nuestros especialistas del área legal podrán elaborar el Protocolo de Prevención de Acoso de tu empresa, para evitar situaciones de discriminación ilícita en el trabajo, donde quedará establecido una declaración de intenciones de tolerancia cero ante el acoso y la adopción de medidas para facilitar la erradicación del mismo, adaptado al propio contexto y necesidades de la entidad.

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Podemos ayudarte en algo?