ROBADAS 70.000 FOTOS EN TINDER

Una de las empresas más famosas del momento, Tinder, popular aplicación de citas, donde se cruzan todo tipo de mensajes, fotos y conversaciones, y por tanto, donde la seguridad debería ser un pilar fundamental ya que su éxito se cimenta en la confianza de los usuarios, que siguen usándola con el convencimiento de que todos los contenidos que suben están a salvo de hackers y piratas informáticos, ahora ha trascendido  la noticia de que se han filtrado cerca de 70.000 fotos de perfiles activos en la red social, que han aparecido publicados en algunos foros y a la vista de todos los que pasen por allí. No solo imágenes, sino también datos de algunos de esos usuarios, lo que agrava más este incidente al ser posible vincular imágenes con información que identifique a los titulares.

Ese robo ha sido para un experimento con inteligencia artificial y reconocimiento facial, pero aún así se trata de robo de datos a una de las empresas más famosas del momento, lo cual pone en entredicho la seguridad y la privacidad de dicha aplicación.

La razón por la que se recolectaron las fotografías aún no ha trascendido, pero los expertos creen que pueden ser utilizadas para cometer actos ilegales como acosar a los afectados o generar perfiles de usuario falsos en otras plataformas.

Los expertos creen que las imágenes robadas incluyen, además, metadatos -datos que describen el contenido informativo-, con lo que se puede conocer información sensible como el lugar en donde se tomó la fotografía originalmente o la fecha. 

La recopilación masiva de datos en Tinder no es un caso nuevo. Ya en 2017 se conoció que cerca de 40.000 fotos fueron recopiladas. Entonces, desde la empresa afirmaron haber solucionado todas las fallas de seguridad. Ahora, apenas dos años después, vuelven los mismos problemas de recopilación masiva de imágenes, algo que está prohibido expresamente por las condiciones de uso de la red social.